Historia

Ejército de Guatemala





RESEÑA HISTÓRICA

La historia y desarrollo del Ejército se extiende desde la misma organización del hombre en sociedad, cuya finalidad consistía en proteger a sus pobladores, cultura y territorio en la región que hoy se conoce con el nombre de Mesoamérica. El mando de la oficialidad se encontraba a cargo de los llamados guerreros “Jaguar”, “Águila” y “Coyote”, quienes alcanzaban esos grados, por su desempeño en las campañas militares y preparación específica.

Con el descubrimiento de Centro América, en una serie de expediciones con fines de conquista, salió Pedro de Alvarado de México llegando al área de la actual República de Guatemala en 1524, sus fuerzas la integraban 300 españoles y aproximadamente mil indígenas de la nueva España. En ese mismo año se produce la “Batalla de Olintepeque” que determina la derrota del Ejército Indígena, comandado por el Cacique Guerrero Tecún Umán; sin duda las unidades de caballería española y el avance en la fabricación de armas, fueron determinantes para alcanzar dicho logro.

Después del proceso de conquista, el Ejército estaba integrado por europeos asentados en las colonias; el Capitán General Don Pedro Salazar y Herrera Natera y Mendoza en 1765 es considerado uno de los primeros responsables por conformar un Ejército regular en Guatemala, posteriormente el Capitán General Don Matías de Gálvez, organizó los Cuerpos de Infantería y Caballería desde Chiquimulilla hasta Cartago, reforzó el abastecimiento para la defensa del reino, atribuyéndosele la expulsión de piratas en las colonias españolas, gracias a la reorganización que incluyó nativos y mestizos de la región. En 1816 las Fuerzas Militares de Guatemala estaban integradas por: un batallón de infantería, seis compañías, seis escuadrones de dragones milicianos, el cuerpo de artillería, dos compañías de artilleros veteranos, tres compañías de artilleros de las milicias disciplinadas y una compañía de obreros, todo ello comandado por un Subinspector General, el Mariscal de Campo D. César Balviani.

Luego de la Independencia Centroamericana la composición militar continúa siendo de caracter miliciano, Gabino Gainza primer Jefe de Gobierno de las Provincias Unidas de Centro América, nombró al Coronel Lorenzo Romaña como Jefe del Cuartel Fijo y al Coronel Manuel Arzú como Jefe del Cuerpo de Artillería y para 1822 se dividió la intendencia del Reino de Guatemala en tres comandancias generales: La Provincia de Chiapas, la del Partido de Sacatepéquez, la de Costa Rica y ante la necesidad de garantizar la formación profesional de oficiales, se generó la fundación de Academias Militares al estilo europeo, por lo que la Asamblea Nacional Constituyente aprobó el reglamento de un colegio militar, cuya sede se ubicaría en el antiguo Palacio de los Capitanes Generales.

En 1831 bajo el mando de Francisco Morazán, iniciaron los conflictos entre Honduras, El Salvador y Guatemala, durante este período las milicias funcionaban con base en la “Ordenanza del Ejército”; en esa misma década surge la figura del Capitán General Rafael Carrera, quien contaba con un Ejército totalmente organizado por lo que pudo contrarestar la invasión y anotar el mayor triunfo militar que Guatemala ha logrado a largo de su historia, convirtiendo al país, en la mayor potencia política y militar de Centro América, a través de la cual se organizaría la defensa de la nación en los campos de Granada en Nicaragua, durante la Guerra Nacional de Centro América. 



LA INSTITUCIONALIZACIÓN DEL EJÉRCITO DE GUATEMALA:

Con la muerte del Capitán General Rafael Carrera en 1865, subió al poder el Mariscal de Campo Vicente Cerna, quien tomó decisiones e implementó acciones que ocasionaron que dirigentes militares tales como el Mariscal de Campo Serapio Cruz, iniciara levantamientos en 1867, implicando una transformación radical en los aspectos legislativos, políticos y sociales conocidos como “Reforma Liberal”; para el Ejército de Guatemala implicó una nueva organización interna además de la institucionalización del mismo a través de la fundación de la Escuela Politécnica, a partir de ese momento el avance para el Ejército toma un nuevo rumbo en beneficio de las filas castrenses y del país, con nuevas perspectivas.

Para 1872, con base en el Decreto No. 66, se organizó la Fuerza Pública, dividiendo en cuatro zonas la República de Guatemala, promulgó el Código Militar, como ley para la institución armada; se establece adicionalmente la Pagaduría General, el Cuerpo Jurídico Militar, el Servicio de Sanidad Militar, el Hospital Militar, la educación y alfabetización de los soldados en los cuarteles. Durante ese período inició la participación activa del Ejército en apoyo a la consolidación e infraestructura nacional a través de la construcción de puentes, carreteras, vías férreas. Culminando esta etapa con la muerte del General Justo Rufino Barrios en 1885, durante la batalla de Chalchuapa, al tratar de consolidar la Unión Centroamericana.

El arribo del siglo XX trae consigo nuevos campos de acción para el Ejército, con el surgimiento de la Aviación Nacional en 1912 y la creación del Cuerpo de Aviación Militar en 1929 y en la década de los años 40´s, como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial y en cumplimiento al acuerdo establecido en el Tratado Internacional de 1942, Estados Unidos estableció en el país tres bases aéreas para la defensa del canal de Panamá, ubicadas en los campos de La Aurora, Puerto de San José y Puerto Barrios.

Luego del movimiento revolucionario en 1945 se emite una nueva Ley Constitutiva y reformas en los reglamentos internos militares, a efecto de regionalizar la República se crearon seis zonas militares departamentales y una zona central que cubrían el territorio nacional, además de nuevas unidades militares que incluyeron la primera Unidad Logística, la Policía Militar Ambulante, la Escuela Militar de Aplicación de Armas y Servicios “Manuel Arzú”; en este mismo año desaparece la Secretaría de Guerra y toma su lugar el Ministerio de la Defensa Nacional y en 1955 como parte del despliegue estratégico occidental, los Ejércitos en América Latina fueron apoyados con equipo militar estadounidense, para este período el Ejército de Guatemala específicamente la Fuerza Aérea se convirtieron en uno de los más sólidos y equipados del área.

Para 1959 durante el gobierno del General e Ingeniero Miguel Ydígoras Fuentes, se emitió el Acuerdo Presidencial del 15 de enero del mismo año, por medio del cual se crea la Marina de la Defensa Nacional con sede en el Puerto de Santo Tomás de Castilla, Puerto Barrios; en 1972, durante la presidencia del General Carlos Arana Osorio, se emitió un Acuerdo Gubernativo para conformar la Base Naval del Pacífico y en 1983 se lleva a cabo una nueva estructura interna del Ejército, cambiando de nombre al de Estado Mayor de la Defensa Nacional, con base en el Decreto Ley No. 28-83 del 15 de marzo del mismo año, confirmando así al Ejército de Guatemala como el encargado de los Planes Estratégicos para la seguridad y defensa del país, dependiendo directamente del Ministerio de la Defensa Nacional.

Los actuales momentos han inspirado al Ejército de Guatemala para seguir siendo una institución dedicada a la defensa del país, conformado por las Fuerzas de Aire, Mar y Tierra y que a lo largo de su historia ha sido parte integral del desarrollo general de la sociedad, cumpliendo con las funciones para la cual fue creado: proteger a los pobladores, cultura y territorio de Guatemala.


----------------------
Bibliografía:
Capitán 1º. As. SIERRA G. Lucila. (2000), Servicio de Historia Militar,
División de Investigaciones Históricas. Museo Militar.