HISTORIA

Dirección General de Asuntos Marítimos · MDN





RESEÑA HISTÓRICA

Desde los albores de la nación, correspondió al “Ramo de Guerra” hacerse cargo de la seguridad y protección de los espacios acuáticos ante la presencia de piratas y bucaneros que azolaban las costas de este territorio, con intención de apoderarse de las riquezas transportadas por vía marítima. Durante la primera etapa de desarrollo de las regulaciones marítimas que duró desde la independencia en el año 1821 hasta el año 1930, se identifican algunos avances en materia marítima; es así como, se pueden observar regulaciones de la época del Presidente Manuel Estrada Cabrera e incluso anteriores, que asigna un conjunto de atribuciones al Comandante Militar del Puerto, para la ejecución de leyes en aspectos marítimos y de puertos, en actividades tan variadas como el ramo de migración, seguridad marítima, matriculación y registro de embarcaciones.

La segunda etapa comprende de 1930 a 1970 que se caracteriza por un leve resurgimiento del interés nacional por las actividades marítimas, impulsado por el auge del comercio y eventos importantes a nivel internacional. Esta situación se puede ilustrar en instrumentos como el Reglamento para el Gobierno y Policía de los Puertos de la República, que constituye una ley reglamentaria vigente y el Libro III, parte no derogada del actual Decreto 2-70 “Código de Comercio”. No fue sino hasta el año 1959, con la creación de la Marina de Guerra, que el Ministerio de la Defensa Nacional de Guatemala, empezó a capacitar marinos profesionales, a tener presencia en las aguas nacionales de forma más permanente y adquirir embarcaciones para cumplir funciones de Estado Ribereño. Sin embargo, nunca se ha contado con la orientación estratégica de una política de seguridad marítima definida como tal. Al respecto, siempre se han realizado las actividades marítimas del Ministerio, como parte de la misión constitucional dada POLÍTICA DE SEGURIDAD MARÍTIMA DEL MINISTERIO DE LA DEFENSA NACIONAL al Ejército de Guatemala, quien con el empleo de sus capacidades vela por la soberanía, independencia, seguridad interna y externa del país.

En el año 2002, se inicia el establecimiento de instrumentos legales, mediante los cuales el Ejecutivo designa al Ministerio de la Defensa Nacional y sus entes especializados de marina, para ejercer las tres funciones principales de todo Estado, a bordo de los buques y lo relacionado a la gente de mar conforme la práctica internacional, lo anterior se confirma con la información transmitida a todos los países miembros, mediante la Circular OMI No.2455, de fecha 14 de febrero del año 2,003, iniciándose una nueva etapa para esta Institución. A partir de esta fecha, se ha trabajado por fortalecer las capacidades marítimas de este Ministerio, mediante la creación de la Dirección General de Asuntos Marítimos en el año 2010 y el Viceministerio de Marina del Ministerio de la Defensa Nacional en el año 2012. Sin embargo, no es sino hasta el año 2013, que se empieza a pensar en la necesidad de reorientar los esfuerzos y trazar un derrotero que guíe a la Institución por el rumbo adecuado, elaborando durante el año 2014 ésta Política como instrumento de planificación con carácter estratégico, que busca orientar las capacidades del Ministerio de la Defensa Nacional hacia la optimización de la gestión de seguridad marítima.