HISTORIA

AUDITORÍA MILITAR DE CUENTAS



RESEÑA HISTÓRICA

La fundación de la Auditoría Militar de Cuentas, data del mes de enero de 1955, y fue adscrita al departamento de Finanzas del Ejército, a solicitud de la jefatura de dicho departamento, nombrándose como Jefe al Coronel de Intendencia Julio R. Rubio.

Ante la falta de entendimiento de insertar este cargo a las actividades relacionadas con asuntos de dinero, bancos, bolsa, etc., fue trasladada dicha plaza al Ministerio de la Defensa Nacional, como Jefe de Negociado y la denominación de Auditoría Militar de Cuentas específico de dicho ministerio, asignándose al Coronel de Infantería Marco Antonio Alarcón (Q.E.P.D.) muy versado y con una experiencia connotada en el ramo de cuentas por haber desempeñado los puestos de Tesorero de la Nación y Ex-Contralor General de Cuentas.

El Ministerio de la Defensa Nacional, a raíz de los resultados positivos y beneficios obtenidos por la Auditoría Militar de Cuentas en la fiscalización de las dependencias del Ejército, en Orden General del Ejército No. 3211 de fecha 27 de enero de 1965, se nombra un Jefe de Auditores y dos Oficiales Superiores Auditores, así como un Sargento Especialista y un Secretario.

Cinco años más tarde el 16 de junio de 1970, por Acuerdo Gubernativo de esa fecha No. 26-70, se promulga el reglamento para la Auditoría Militar de Cuentas y en él, se fijan entre otros; la misión, las atribuciones y funciones de su personal.

La Auditoría Militar de Cuentas, es una dependencia auxiliar del Ejército y que depende directamente del Ministerio de la Defensa Nacional y a la cual corresponde la fiscalización de los fondos, bienes y valores del Ejército, extendiéndose su función fiscalizadora a todas aquellas personas que tengan a su cargo el manejo o custodia de fondos, bienes o valores del Ejército que provengan del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la Nación o de cualquier otra naturaleza, y tendrá para los efectos de esa fiscalización sus funciones de revisión, glosa, auditoría e investigación, basándose naturalmente para el cumplimiento de su misión, en las leyes, circulares y directivas emitidas para el efecto.